PREGUNTAS FRECUENTES

Las sesiones duran una hora más o menos.

Son encuentros con mucho diálogo, muy dialécticos. Iremos localizando lo que causa el malestar o lo sostiene, conseguiremos explicaciones  e ideas distintas a las propuestas por el sentido común o a lo que todo el mundo te dice que te pasa. La gente cree que es responsable de su situación personal, sufrimiento, incluso de sus pensamientos o “comeduras de coco” como se dice coloquialmente… ¿Pero acaso alguien es responsable de lo que se monta, se piensa y se siente en un sueño?, ¿por qué iba a ser uno responsable de las ideas que se le vienen despierto?

Sinceramente yo como terapeuta  también disfruto y aprendo en cada sesión por la cantidad de nuevo saber , nuevas premisas o explicaciones y nuevas posibilidades que se van generando:

No es malo quejarse, acojo tus quejas, dudas, incertidumbre y las usaremos para algo productivo, en la dirección de tus objetivos, que si no los  tienes claros los trabajaremos.

Las sesiones pueden ser presenciales o por Skype, porque trabajaremos con el discurso. La lógica que sostiene el malestar se muestra hablando con otro, yo podré leer en el texto de tu discurso nuevas interpretaciones que compartiré contigo, cambiaremos la lectura de ciertas ideas que en tu historia particular y social se presentan como verdades absolutas que se te imponen y condicionan tu vida.

Nada del carácter, deseos o padecimientos es innato, invariable, inmutable…de alguna manera se organizó así…

Todos conocemos la frase: